martes, 7 de mayo de 2013

Características estructurales de un club de elite

SÍNTESIS

La globalización no solo ha afectado el sector del comercio de los países, sino también el sector del deporte, ya que este se ha ido enfrentando a nuevas condiciones que antes no existían como lo  es el proceso  de profesionalización, el cual hace referencia tanto a los deportistas con características físicas, técnicas y en un alto grado de preparación;  como a las organizaciones deportivas alcanzando eficiencia y eficacia en la alta complejidad de las funciones y actividades que estos realizan. De igual manera el proceso de comercialización condiciona el deporte, ya que este está relacionado con la evolución que se ha producido en la transmisión de los encuentros deportivos el cual ha sido fuente de ingreso de las entidades deportivas.
Varios actores los organismos de gobierno local y nacional, federaciones, ligas, asociaciones, medios de comunicación, empresas, anunciantes, aficionados, entre otros, han puesto la mirada en el fútbol ya que este es un potencial de entretenimiento a toda la población, sirve de referencia a imágenes ejemplares con valores positivos del deporte, la posibilidad de integrar a  aficionados de distintas características y aficionados y se manejan altas sumas de dinero e intereses (los cuales se obtienen con los productos colaterales con que se cuentan).
Hablemos un poco de los actores del fútbol  principalmente se encuentran los jugadores que además de esforzarse por los resultados deportivos se han abierto a oportunidades comerciales;  los aficionados aparte de buscar el resultado deportivo, buscan integrarse en un grupo y acceder a una fuente de identidad; los medios de comunicación buscan acercar el club y el evento deportivo a los aficionados ya que el fútbol siempre genera noticias e información y eso es lo que mantiene contentos a los anunciantes; la ciudad busca que el éxito del equipo atraiga a un mayor número de visitantes y que este pueda ser escenario de eventos internacionales; las empresas como patrocinadores y anunciantes; y por último, los propietarios quienes buscan gestionar adecuadamente los recursos económicos que asegure la supervivencia del club.
El circulo virtuoso de creación de valor está basado principalmente en tres resultados de un club de fútbol como lo son los resultados, una afición fiel y comprometida y encarnar los valores del deporte en la sociedad, los cuales están relacionados con los tipos de capital con que opera un club deportivo, el primero es el capital económico que como su nombre lo indica, está relacionado con los resultados económicos del club para poder ser solvente y rentable, el capital histórico se asocia a los resultados deportivos del club a lo largo de la historia y el capital social relacionados con los valores que el deporte fomenta. El círculo vicioso se mantiene en movimiento gracias al aficionado y los demás actores se benefician si existe un mayor número de aficionados.  
Un club de fútbol se diferencia de un club de fútbol profesional  de élite  en que este último deja de ser una entidad exclusivamente orientada a lo deportivo sino que cuentan con un enfoque empresarial sobre las actividades del club, agregando objetivos comerciales, de marketing y comunicaciones. La estructura organizacional de un club deportivo de élite deberá ajustarse a ciertas características (como la relación de los actores, las expectativas de cada uno de estos) para poder llegar a ser eficiente. El objetivo principal de un club de fútbol profesional de élite no es solo proveer de programas de actividad deportiva a la comunidad, sino también formar un equipo de primer nivel que represente al club en competiciones nacionales e internacionales, y para ello debe conseguir y administrar los fondos necesarios y conseguir jugadores potenciales para el equipo. Para poder realizar lo anterior se debe tener en cuenta un área deportiva (el área de producción) y el área de la venta de productos y adquisición de recursos. La primera área está relacionada con formar un equipo que represente al club en las competiciones nacionales e internacionales, y por lo tanto las características de este equipo determinan el tipo y calidad de producto que se ofrezca obteniendo la supervivencia del mismo (profesionalización); y el área de la venta de productos o área comercial está relacionada con la financiación de las actividades deportivas, diseñando las mejores estrategias  para alcanzar resultados satisfactorios.
Los clubes de fútbol profesional de élite pueden tener dos tipos de clientes, los directos (como los socios y aficionados que compran los diferentes productos)  y los institucionales (como las empresas patrocinadoras, anunciantes y medios de comunicación que aportan una parte importante de los recursos que determinan la supervivencia del club). Es relevante mencionar la importancia que tienen los medios de comunicación en el sector del deporte, ya que estos manejan y publican una enorme cantidad de información y son verdaderos creadores de opinión, además mantiene la imagen del club y atrae un mayor número de socios y de aficionados.
Así como los clubes de fútbol profesional de élite obtienen recursos, así mismo deben saberlos administrar, diseñando presupuestos, planificando gastos, llevando control y seguimiento de estos temas, ya que esto determina la supervivencia y crecimiento de la organización. La propuesta del diseño de la estructura de los clubes de fútbol profesional de élite estaba determinada por un director ejecutivo y cuatro áreas: de producto, comercialización, comunicación, y de administración.  Donde el director ejecutivo seria la máxima autoridad de la entidad; la dirección general del área deportiva asume la responsabilidad del buen funcionamiento del club, velando por la coordinación y el buen funcionamiento de su equipo de colaboradores, consiguiendo la formación de un equipo profesional de alto nivel de acuerdo a los objetivos del club (tanto a corto, mediano y largo plazo), estableciendo líneas de actuación y las políticas para llevarlo a cabo; la dirección general del área comercial y de marketing es la responsable de la gestión y venta de los distintos productos y de la creación de productos nuevos de los ingresos del club; la dirección general del área de comunicaciones es la responsable de las relaciones con los medios de comunicación, con los componentes de las plantillas del club y de los clientes directos, con el objetivo de que se mantengan informados y reciban la imagen del club;  la dirección del área de administración que como su nombre lo indica es la responsable de la administración del club; y por último la dirección de operaciones considerada como una función de staff presta servicio a las distintas áreas funcionales.  Todas estas áreas junto con el director ejecutivo forman el comité de estrategias que se encarga de marcar las líneas estratégicas de la entidad deportiva en cada área, velando porque se mantenga en todo momento la imagen corporativa.

En conclusión, podemos afirmar que tanto los clubes de fútbol profesional de élite necesitan de un diseño de  estructura que les permita asignar responsabilidades, alcanzar objetivos, mantener la supervivencia, es importante que todas las organizaciones implementen un diseño de organización para poder tener control de la misma y garantizar su crecimiento.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada